peluches-coche

Hace unos años, no sé por qué, se pusieron de moda de nuevo llevar en la parte de atrás de los coches algún que otro peluche, la mayoría de ellos que hacían referencia a alguna frase divertida.

Recuerdo que el primer peluche que vi así fue cuando iba camino de la universidad y vi que el coche de delante tenía el peluche de un burro colgado en el cristal de la parte de atrás con un mensaje que quería leer. Así que me acerqué un poco y lo leí, algo que no se me olvidará: “Si puedes leer esto es que estás demasiado cerca, ¡so burro!” Así que os figuraréis cómo me quedé tras leerlo. Por supuesto, puse más distancia.

Como esa frase y ese peluche hay muchos más, de cabras, gallinas, etc. Pero quizás el hecho de que ese fue el primero me ha hecho traeros aquí un peluche parecido al que vi, aunque no con el mismo mensaje.

Su precio varía según las tiendas donde las compremos.