vaquita

Cuando era pequeña. y aún hoy en día, sigo pensando cada vez que salgo a la calle y veo alguna tienda de peluches, en ver algún peluche especial para seguir aumentando mi colección y poder así llegar a tener al menos un peluche de cada animal que podemos encontrar en la realidad.

Uno de esos peluches podría ser esta vaquita que hoy te presento. Se trata de una vaquita en blanca y negra donde lo que más llama la atención son los ojos, unos ojos saltones y que parecen que te dan ganas de mirar un buen rato porque, no sé a vosotros pero a mí me dan mucha ternura.

Como regalo está genial porque es un peluche diferente a los que se pueden regalar (perros, gatos, osos, etc.) así que eso te permite variar un poco.Además, ¿a que parece que cada ojo lo tiene diferente?