Cuántas veces habrás buscado en las tiendas un peluche de corazón. A decir verdad no se encuentra tan fácilmente salvo en estas fechas pero, ¿no crees que tu pareja apreciaría más el hecho de que tú le regalaras un peluche hecho por ti mismo?

Eso es lo que hoy te propongo, el hacer, en fieltro (o si encuentras tela de peluche mejor) un corazón para tu amado. Has de hacerlo en color rojo que es el color por excelencia y no te preocupes si queda mejor o peor, es el peluche que tú habrás hecho, es imposible que no le vaya a gustar.

Para ello lo primero es crear la plantilla para el peluche. Eso lo puedes hacer en papel y que sea grande (si quieres regalarle un peluche grande) o pequeño.

A continuación estira la tela y recorta dos figuras de corazón para unirlas y así coserlas. Lo de coser es lo que puede ser más complicado pero con paciencia y maña lo conseguirás. Si nunca antes lo has hecho practica mejor en una tela diferente no vaya a ser que rompamos los corazones.

Antes de coserlo entero has de rellenarlo. Puede ser con algodón, gomaespuma o algún material que le de consistencia pero también lo haga estar blandito.

Y listo, el corazón para tu amada terminado. Siempre puedes ponerle accesorios.